La soledad en el adulto superdotado



La soledad en el adulto superdotado

Que seamos superdotados o no, todos soñamos con conquistar la felicidad y mantenerla en el día a día. Muchos dicen que es el camino, no el objetivo. Sin duda tienen razón. Desgraciadamente, a veces, la práctica resulta más difícil que la teoría. Entonces cuando descubrí en librería el libro "L'adulte surdoué à la conquête du bonheur" de Monique de Kermadec, psicóloga especialista de los superdotados, decidí comprarlo. 

Dicho esto, empecé a leerlo para poder compartir con vosotros las reflexiones escondidas entre las páginas, para enriquecerme de sus secretos...

libro psicología altas capacidades adulto superdotado vida de cebra

Ya conocía la psicóloga Monique de Kermadec, la había descubierto con su libro "L'adulte surdoué - Apprendre à faire simple quand on est compliqué". Siempre viene bien leer libros de diferentes autores, permite forjar una opinión. Sin embargo, siempre tenemos más feeling con unos o con otros. Sí, me parece que Monique de Kermadec dice algunas cosas interesantes,  pero discrepo en algo fundamental de su práctica clínica, por lo que comentaré aquí únicamente lo que a mi me parece relevante. Voy a ir al grano. 

 

Aunque este libro se titula "El adulto superdotado a la conquista de la felicidad", en realidad, trata mucho más de la soledad que puede sufrir el adulto superdotado que de como conseguir la felicidad. Por eso el título de mi artículo.

"La soledad siempre me ha acompañado de cerca o de lejos"
Françoise Dolto

 

Como la cita Francoise Dolto, se pueden encontrar en el libro muchos otros testimonios de adultos superdotados que aluden a su vida social vacía, un verdadero sufrimiento.

Uno de los testimonio dentro de muchos dice: "Hoy, ya no tengo íntimos, las personas a quien quiero no me aguantan. Soy un minusválido social ». 

 

En efecto, el tema de la soledad es más amplio y complejo de lo que podría parecer a veces y el tema de la soledad en los superdotados quizás aún más. Os comparto de manera concisa lo que nos dice la psicóloga Monique de Kermadec sobre este asunto. 

 

 

¿Qué podemos decir de la soledad en los adultos superdotados?

 

 

- Sí, todos sufrimos de manera diferente, con intensidad diferente, el sufrimiento del adulto superdotado nace a menudo de la soledad, de una carencia afectivaPor otra parte, siente que su sufrimiento suscita poca compasión, incomoda a los demás. 

 

- La soledad en los adultos superdotados puede tener dos caras: 

* Puede ser buscada, deseada. Puede ser un espacio por su creatividad, para pensar.

* Puede ser un aislamiento afectivo, un ausencia tremendamente dolorosa.

 

- Hoy, si una persona sufre sin razón « objetiva », como lo determina nuestra sociedad, se ve culpabilizada por está última.

 

- Decirle a una persona superdotada « ¡Qué va! No estás solo/a, te queremos » no siempre ayuda. En cambio, reconocer su sufrimiento debido a su soledad le permite sentirse más comprendido. 

 

- El que sufre obliga a los demás a ser empático, a escuchar, a dar de su tiempo - es decir todo lo que ya no es aceptable en esta sociedad en la que los medios de comunicación dicen que, para tener éxito y ser feliz, se debe erradicar  de su vida toda relación fundada sobre la ayuda amigable  y gratuita, consideradas como agotadoras y « tóxicas ». Dentro de esta población que sufre y está mal vista por su entorno, se encuentran muchos adultos superdotados. 

 

- El adulto superdotado tiende a esperar demasiado del otro, mucho más que este último le puede dar. Si el adulto superdotado tiene el sentimiento de tener por fin un verdadero amigo, puede que se vuelva pesado lo que provocaría la huida de dicho amigo, lo que afectaría al adulto superdotado.. 

 

- Existen terapias de grupos para crear relaciones. No obstante, hemos de precisar que no son necesariamente adecuadas para el adulto superdotado. Como el superdotado es diferente, no podrá integrarse, ni interactuar en harmonía con los demás, lo que aumentará su sentimiento de soledad. La experiencia tendrá por consecuencia lastimarle aún más. 

 

- El adulto superdotado debe invertir las perspectivas y pensar que no es diferente de los demás sino que son los demás los que son diferentes a él mismo. 

 

En estas palabras se podría resumir la soledad en las personas Cebras...

El ostracismo: la otra cara de la soledad

Ahora, os quiero hablar de otra cara de la soledad: el ostracismo 

 

Quiero compartir con vosotros y destacar algo con la que Monique de Kermadec me dejó boquiabierta. Se trata de un estudio que hizo Sebastian Dieguez, doctor en neurociencias de la universidad de Fribourg, en Suiza. Sebastian investigó sobre una de las primeras necesidades que tiene la especie Humana: la necesidad del otro.

Investigó sobre el ostracismo, o mejor dicho, el rechazo social

 

La experiencia consistía en hacer que algunos sujetos de la experiencia se sintieran aislados del grupo mientras todos jugaban. Después de esta situación de juego, los investigadores sometieron a los individuos aislados a unos tests fisiológicos (tensión, toma de pulso, temperatura corporal) y unos tests psicológicos. 

 

Los resultados son determinantes. Hay grandes reacciones fisiológicas y psicológicas.
A nivel fisiológico, tienen heridas vivas, sensación de desesperación que se traducen a nivel fisiológico en un aumento de la presión sanguínea y una aumento de cortisol en sangre. Como lo demuestran las neuroimágenes, son reacciones parecidas a las que están causadas por dolor físico.

 

La investigación del doctor Sebastian Dieguez alude al hecho de que cuanto más una persona tiende a afrontar rechazo tras rechazo, más heridas  conlleva, y más la persona tenderá a aceptar su estatuto de persona non grata. Llegado a este nivel, cada aproximación social estará anticipada como pérdida de antemano. Se instala un circulo vicioso del ostracismo. El individuo renuncia a acercarse a otras personas por miedo a estar otra vez rechazado. 

 

Por otra parte, por haber sufrido rechazos repetidos, en el individuo pueden aparecer sentimientos hostiles y negativos. Esta pérdida de control social provoca una destrucción cognitiva, es decir que, a su pesar, puede tener reacciones impulsivas, irreflexivas y violentas. Puede tener hasta un sentimiento de pérdida de identidad. 

 

Este estudio que comparte con nosotros Monique de Kermadec me parece importante en la medida que, como se demostró en psicología, solemos asociar el comportamiento de alguien a su personalidad más bien que a las circunstancias de la vida. Eso no significa que se debe aceptar todo, pero quizás estar más atento al contexto permitiría no juzgar de manera equivocada. Nos permitiría interactuar con la gente de manera más adecuada. Porque al final, ¿y si la paciencia, la empatía y el amor no son las respuestas? Como dice la canción «All we need is love, Love is all we need»….

"Jeune fille à la fleur", Marc Riboud
"Jeune fille à la fleur", Marc Riboud

Conclusión

 

¿Existen soluciones para salir de esta soledad o al menos sentirse menos solo? Supongo que cada uno de los casos de soledad tendrá su solución… Apuntarse en una asociación de adultos con altas capacidades por ejemplo, o porque no, escuchar canciones con las que podemos sentirnos identificados…. 

 

 

"Estoy enfermo" de Pignoise y Melendi 

 

 

Creo que lo habéis entendido, el tema de la soledad me inspira mucho, pero voy a acabar el artículo con estas palabras: Me interesó el libro, me arrepiento de no haberlo leído antes. 

 



Comentarios: 

Écrire commentaire

Commentaires : 9
  • #1

    Samuel (dimanche, 18 décembre 2016 08:37)

    Me sentì 100% identificado con todo. Trato de llevar una vida normal pero ultimamente el dolor es dificil de eludir. Siento una carencia constante. Y temo el rechazo por anticipado. Hay muchas actividades que disfruto, pero no tengo con quien compartirlas. Siempre estoy solo.

  • #2

    María Rodríguez (dimanche, 18 décembre 2016 19:33)

    Me ha gustado mucho tu artículo, me gusta la soledad y tengo mis momentos de querer estar sola, pero después de un tiempo me apetece tener vida social, lo mio va por épocas.
    Me he reconocido en varios de los pasajes que comentas.Gracias por al artículo. un beso

  • #3

    Makeup secrets (lundi, 19 décembre 2016 11:01)

    Hola buenos dias!!
    Me gusta mucho tu entrada.No conocía el libro.
    Hay momentos que me gusta estar sola,y hacer una burbuja.Y otros momentos que me gusta estar con mi familia y amigos,hay momentos para todo.No conocía la palabra ostracismo,hoy en dia muchos niños son rechazados en el colegio y los que no son tan niños tambien.
    Muchas gracias por el post es muy interesante.Un saludo!

  • #4

    Elen (lundi, 19 décembre 2016)

    Interesante tema el de las personas con superdotación, es algo que estudiamos en la carrera de Pedagogía, pero no es lo mismo una teoría que un sentimiento porque éste último hace que busques soluciones. Hoy en día, desde las asociaciones, se trata de erradicar esa soledad adulta haciendo hincapié en el niño, atendiendo a su inteligencia emocional y a sus habilidades sociales.

  • #5

    Sara Jimenez (lundi, 19 décembre 2016 14:20)

    Vaya, aunque quizá no me lo leería porque no ha llamado mucho mi atención, si que me parece un tema muy interesante, en mi caso no soy superdotada jajaja pero me encanta a veces la soledad, cuando tenemos pensamientos diferentes no somos muy comprendidos y quizá eso le ocurre a las personas superdotadas que no se sienten cómodas con las personas porque no les entiende.

  • #6

    Vanesa (mercredi, 21 décembre 2016 18:02)

    Creo que a este respecto puedo decir dos cosas: hablando desde mi posición de no superdotada no sé si puedo ponerme en el papel de ellos pero en cualquier caso creo que la soledad, siempre que no sea por propia elección, no es buena compañera del ser humano así que partiendo de esa idea creo que es muy triste la situación por la que pasan algunas de estas personas. Un abrazo

  • #7

    ROSA MARÍA PÉREZ BLANCO (samedi, 24 décembre 2016 00:37)

    Buenas!
    Te felicito por la buena labor que has creado en torno a tu blog, he de reconocer que me siento bastante identificada, incluso en el punto en el que dices que el miedo al rechazo hace que cambies, y es exactamente lo que hago día a día, siempre me he vanagloriado, e incluso, sentido orgullosa, de afirmar que nunca hago las cosas para gustar a nadie, pero el miedo anticipado al rechazo me ha "enseñado" a imitar el comportamiento de la gente que me rodea...en fin...
    Muchas gracias por el gran trabajo que haces! mil besos

  • #8

    Arien (samedi, 24 décembre 2016 01:49)

    Hola!
    No conocía a esta psicológa ni a su trabajo pero me resulta muy interesante. Es un tema totalmente desconocido para mi
    Me gusta como enfocas las diferentes formas de ayudar, yo creo que la de apuntarse a un grupo de adultos con capacidades superiores puede ser la piedra angular para superar esa soledad y estar más cerca de la felicidad
    Un besazo

  • #9

    Blanca (dimanche, 09 avril 2017 10:17)

    Hola, me ha gustado mucho lo q dices y lo comprendo perfectamente.
    Mi hijo de 18 años es superdotado y desde niño ha sentido esa soledad.Vei q no le queda un camino fácil pero habrá q seguir luchando y apoyándose.
    Ojalá todos fuéramos más comprensivos con las diferencias porq el dolor q sienten estas personas es muy grande.