Adultos superdotados: ¿cómo manejar la diferencia?  

En febrero de 2014 os traducía un artículo de la página "lexpress.fr" que se llamaba "Adultos superdotados: ¿cómo reconocerles?" . 
Ahoraos dejo con el segundo capítulo de la serie: "Adultos superdotados: ¿cómo manejar la diferencia?

Adultos superdotados: ¿cómo manejar la diferencia? 

Dotados de capacidades cognitivas excepcionales, los adultos superdotados experimentan sin embargo a menudo un sentimiento de desajuste con respecto a su entorno. ¿Cómo explicarlo y cómo adaptarse a su funcionamiento? 

Los adultos superdotados experimentan a menudo un sentimiento de "perpetuo desajuste". Mathias, 32 años, cuando se encuentra en una reunión con sus colegas, tiene la certeza de conocer la solución a los problemas que surgen desde los primeros instantes sin poder explicarlo: "Lo sé, y es todo".  Mathias no es un odioso pretencioso, es "sólo" superdotado, dotado de un CI de 140, diagnosticado tarde, a los 30 años. "Después de unos largos años de vagabundeo acabé por encontrar un buen psicólogo que puso palabras a mi malestar" dice. Lo que no lo impide sentirse "en un perpetuo desajuste". 

Un sentimiento compartido por la mayoría de los adultos superdotados quiénes representan un 2% de la población. ¿Cuáles son los obstáculos encontrados por estas personalidades dotadas de capacidades cognitivas fuera del común? ¿Cómo ayudarles a manejar esta "diferencia"? 

"Este sentimiento de no estar al mismo tiempo que los demás es frecuente durante la consulta", testifica la psicóloga Jeanne Siaud-Facchin. "Cuando se trata de resolver un problema, los superdotados poseen a menudo las repuestas a las preguntas hechas pero reflexionan tan rápido que están a menudo en la imposibilidad de justificar esta respuesta, lo que les pone en dificultad y desestabiliza a sus interlocutores." Al contrario, pueden también considerar que un detalle es de suma importancia y que se justifique considerarlo. "Difícil entonces de disuadirles, los superdotados son en general personas dotadas de un sentido muy agudo de los valores y de una voluntad de precisión más alta que la media." Nos imaginamos lo que debe ser las consecuencias en el seno de un equipo...



Una sed inalterable de saber que se debe poder satisfacer

Sin embargo, asegura la psicoanalista Monique de Kermadec, son obviamente unas personas llenas de recursos, a partir del momento en el que nos comportamos con ellas en consecuencia. No es necesario encerrarles en unas relaciones jerárquicas demasiadas pesadas o, peor, darle la impresión que nunca evolucionarán. Son personalidades ávidas de conocimientos y en general muy creativas, se debe valorizar este aspecto, incluso si hay riesgo que se desperdicien. A menudo tenemos tendencia a califiarles de inestables, porque cambian con frecuencia de trabajo, explica la psicoanalista. Ahora bien, no es porque no logran fijarse sino porque no soportan la idea de no seguir "nutriendose intelectualmente."

Esta sed inalterable de saber, Louison la observó siempre en su padre, un italiano llegado a Alsacia cuando tenía 10 años y que "en algunas semanas hablaba no solo el francés sino también el alsaciano y era uno de los mejores en clase.""Brillante médico, melómano, curioso de todo, era nuestro Google muy antes la aparición de internet." Pero el día en el que el padre de Louison se puso enfermo y en el que sus funciones intelectuales se alteraron, "tiró la toalla". "No luchó para sobrevivir. La vida no tenía para él ningún interés si ya no podía aprender."


"Esta memoria increíble y estas facilidades de aprendizaje no le ayudaron nunca de un punto de vista social" añade Louison. En el cotidiano tenía el don de exasperar a sus interlocutores, yo la primera tan su certeza de tener razón no permitía debatir. Aunque altruista y condescendiente, era incapaz expresar sus sentimientos."

Acompañar el superdotado en el diagnóstico sin catalogarles
La gestión de las emociones, confirma Jeanne Siaud-Facchin, es una de las grandes dificultades de las personas que ella llama "las cebras": "a menudo, la frustración de no conseguir a explicar sus ideas mientras estamos convencidos de su bien fundado puede desembocar en unos ríos de emoción". Eso se traduce por un "cierre automático" como el del padre de Louison, o al revés, una dificultad a contenerse (como por el ejemplo de "un gran jefe, quien a la hora de ciertas reuniones con sus compañeros, casi lloraba por sentirse incomprendido).

Adultos superdotados, menudas cebras... 
El término "cebra", utilizado por muchos superdotados, fue introducido por primera vez por Jeanne Siaud-Facchin en su libro "¿Demasiado inteligente para ser feliz? El adulto superdotado."
La palabra permite salir de "las representaciones pesadas" y fue elegida también porque "la cebra, este animal diferente, se distingue mucho de los demás en la sabana: utiliza sus rayas para camuflarse, es diferente pero al mismo tiempo igual. Por fin, como nuestras huellas digitales, las rayas de las cebras son únicas y les permiten reconocerse entre ellos.

Muy a menudo la superdotación se acompaña de una hipersensibilidad lo que puede convertir estas personas "en seres molestos, incluso raros", confirma Monique de Kermadec. Para la psicóloga, "poder poner unas palabras sobre lo que les define es, en general, tranquilizador. Cuando un superdotado entiende por qué se comporta de manera diferente de sus compañeros, amigos o cercanos, puede más fácilmente adaptarse. Por esta razón es importante, cuando somos un cercano de una "cebra" potencial, que sea al nivel profesional o personal, acompagnarle en la detección de sus capacidades cognitivas. Se debe hacerlo sin hablarle sin parar "que es superdotado", precisa Mathilde, 27 años y diagnosticado a los 16, que prefiere hablar de "sobreficiences mentales". Nadia, pareja de un hombre con un CI muy alto confirma: "le acordarle es catalogarle y eso no le ayuda". 

Mostrarles que nuestro camino intelectual no es el mismo que el suyo.

Otro consejo dado por Jeanne Siaud-Facchin: romper con la ilusión del "pensamiento común". Se debe demostrarles precisamente, incluso si se debe luego detallar la situación que pudo ponerles problema, que nuestro camino intelectual no es el mismo que el suyo. Entonces es posible alcanzar a una mejor comprensión mutual." "Muy a menudo eso implica volver a grabar la película, volver a ver todo lo que se dijo. Pero es una manera de proceder que corresponde al enfoque muy cartesiano de las personas superdotadas."

Un método que vale tan en el ámbito profesional como personal. Jeanne Siaud-Facchin se acuerda así de un joven superdotado cuya novia estaba convencida que, durante sus desacuerdos, él la tomaba por  una idiota "tan necesitaba demostrarle por A+B en que ella no tenía razón". "Actuaba con buena fe, "para su bien". Se habrá necesitado tiempo para hacerle entender que esta visión a 360°, natural para él, no lo era para ella y que tenía otras maneras de comunicar". 
En general, incluso si es posible adaptarse para funcionar juntos, los dos psicólogos están de acuerdo sobre eso: no hay instrucciones sobre la superdotación, ni para las personas que eso concierne, ni para sus cercanos. " Se necesita sobre todo que estas personas acepten de ser ellas-mismas", explica Monique de Kermadec. Al intentar "camuflarse a todo precio" y al luchar contra lo que son, los superdotados arriesgan perderse. Jeanne Siaud-Facchin confesa, por su parte, que utiliza cada vez más la "meditación de plena conciencia" para ayudar a sus pacientes a luchar contra este sentimiento de desajuste, para "ayudarles a reconectarse a lo que son, ahora mismo, en el instante presente"

Leer el artículo original

Écrire commentaire

Commentaires : 2
  • #1

    Guadalupe Morales (jeudi, 14 mai 2015 23:24)

    Efectivamente. Si nos conectamos con nosotros mismos, es mejor.
    Siendo mujer, mexicana y cebra, el camino no ha sido fácil, pero, ahora es gratificante.
    Gracias

  • #2

    iara alguno (jeudi, 14 mai 2015 23:27)

    tienes suerte guadalupe si solo has tenido "dificultades" algunas cebras, sobre todo las que ya llegaron a los 50, hemos tenido que sobrevivir al ensañamiento....tuvimos que convivir con el rechazo y la agresión de nuestros propios familiares, el problema no es el hecho en si sino las secuelas que quedan y se suman a las dificultades del presente...VIVO EN ARGENTINA...SABEN UIEN PUEDE AYUDARME?