Niños intelectualmente precoces, otra manera de aprender 

La página web "Corsematin.com" publicó el 03/07/2011 un artículo sobre la manera de aprender de los niños precoces. Un artículo interesante porque al entender como uno funcciona se puede superar mejor las dificultades encontradas.
Niños intelectualmente precoces, otra manera de aprender

Encuentran fácilmente la solución de un problema complejo, pero no saben explicar como lo hacen, cuenta el doctor Magnié-Mauro. 
Tienen un cociente intelectual (CI) superior a 130, incluso 140. Sin embargo, sólo un tercio de ellos obtienen el bachillerato. Eso parece un enigma, que un periodista dotado de un C.I medio es incompetente para resolverlo. Propone a los especialistas para que expliquen como funciona su cerebro. Palabras entonces a los especialistas para las explicaciones, que pasan por un circunloquio en el cerebro. 

"Los problemas escolares que encuentran muchos de estos niños están relacionados con su manera muy singular de tratar las informaciones, fundada sobre particularidades neurofisiologicas, cuenta el doctor Marie-Noële Magnié-Mauro, jefe de servicio de exploraciones funcionales del sistema nervioso al CHU de Niza, que dirigió varios trabajos de investigación sobre la precocidad intelectual y los trastornos de aprendizajes. Poseemos dos hemisferios cerebrales que interactuan constantemente pero que presentan cada uno unas funciones especificas. El hemisferio izquierdo trata los problemas y análisis. El hemisferio derecho es más competente para el tratamiento global de la información y los procesos simultáneos. 
"Mientras que un 90% de los humanos, el hemisferio izquierdo trabaja más sobre algunas tareas que el hemisfero derecho, es el inverso con los niños precoces." Una observación objetiva resultante de examenes neurologicos realizados por parte de las equipos del doctor M.-N. Magnié-Mauro.

Comodo con la complejidad, fracaso para las cosas simples. 


Gracia a estos descubrimientos, se entiende mejor porque la mayoría de los niños precoces se deleitan de la complejidad, fracasan al resolver problemas simples y son incapables de explicar su razonamiento. "Tienen tendencia a  tratar la información de manera global, y no etapa por etapa. También, encuentran fácilmente la solución de un problema complejo, pero no saben explicar como lo resolvieron. Tienen la impresión que eso fue intuitivo."

Confrontados en su curso escolar a una pedagogía "clásica", que se funda sobre la análisis y la repetición, se muestren poco competentes. "Las técnicas de aprendizajes son adaptadas a la mayoría, y no pueden lógicamente tener en cuenta el funcionamiento cognitivo particular de estos niños. Pero es igualmente inadmisible que se encuentren en fracaso escolar." 

De ahí la importancia reconocida hoy de proponerles una pedagogía adaptada que se funda en sus fuerzas, pero que también se funda en paliar sus debilidades."se necesita enseñarles a analizar las informaciones de manera secuencial, a detallar su razonamiento", insiste Mariette Bousquet, profesora especializada en precocidad intelectual/dislexia. Lo que está en juego no es sólo permitirles recuperar el vagón escolar. Muchos de estos niños tienen desgraciadamente una pobre autoestima, lo que desemboca a veces en  depresiones nerviosas. 

Écrire commentaire

Commentaires : 0